Cirugía estética genital

cirugia-vaginal-esteticaPara hablar de la cirugía estética genital debemos empezar hablando de lo influenciable que es el mundo de la mujer en relación a las tendencias sociales. Habría que decir que en muchos casos la mujer se preocupa legítimamente por su aspecto físico para que su lugar en la sociedad sea de total integración y para que su apariencia estética sea agradable. Este es un aspecto importantísimo que debemos tener muy en cuenta ya que muchos trastornos graves en la esfera psicológica se inician por defectos físicos que pueden ser perfectamente reparables. La cirugía estética genital ayuda  en muchos casos a resolver este tipo de problemas.

No obstante cierto es, también, que la autoestima individual procede en muchas ocasiones, de una serie de aspectos que no tienen nada que ver con modas ni imagen social sino que, muy al contrario, proceden de la esfera más íntima y personal.

Los labios vaginales no solo tienen importancia en el aspecto físico, sino que cumplen una función en el cuerpo de la mujer, por ello es importante que su forma y tamaño sea el correcto para que cumplan esa función con total normalidad, una mujer con los labios vaginales en un tamaño y simetría correcta está totalmente confirmado que disfrutará mucho más de las relaciones sexuales y tendrá una vida sexual mucho más activa que una mujer que tiene problemas con los labios genitales por el ensanchamiento o deformidad de los mismos

En la esfera sexual habitualmente esto obedece a la necesidad de ser atractiva para su pareja, presente o futura, y poder relacionarse sin complejos ni exclusiones. Las relaciones sexuales han de ser por definición siempre satisfactorias, tanto para la mujer como para su pareja, sea hombre o mujer. Pero para muchas mujeres aunque ellas mismas no puedan alcanzar una satisfacción plena durante las relaciones sexuales, sí desean que, por el amor que sienten por su pareja, al menos ésta no tenga problemas para alcanzar un clímax sexual durante sus relaciones.

Una malformación del aparato genital o una secuela de partos mal atendidos pueden conducir a esta situación de la que estamos hablando.

La hipertrofia de labios menores impide un contacto efectivo entre el pene y la región clitoridiana de la mujer provocando en la mayoría de caso dolor coital y disminución de excitación sexual en la mujer. Ello conlleva la neutralización progresiva de la satisfacción sexual de la pareja ya que el hombre se da cuenta que las relaciones no son agradables, para ninguno de los dos, y poco a poco se va perdiendo la magia que existía anteriormente entre ellos.

La misma situación se da en los casos de mujeres que han sido atendidas en sus partos de manera inadecuada, con secuelas de vaginas excesivamente anchas y dadas de sí, o cicatrices  de heridas y desgarros mal resueltas que provocan molestias muy importantes durante las relaciones sexuales. El resultado es el mismo: abandono paulatino de las relaciones sexuales y distanciamiento entre la pareja.

En la esfera física las molestias son más progresivas ya que el crecimiento de los labios menores es más lento y paulatino, aunque en ocasiones el crecimiento se acelera en situaciones  cambiantes como el embarazo o tratamientos hormonales de diferente índole.

Son muchos más frecuente las micosis vaginales e inflamaciones de la vulva y la vagina por la persistencia de restos de orina después de la micción, ya que el chorro de orina, impedido por el excesivo tamaño de los labios menores no es correcto, y frecuentemente la mujer que sufre este problema, si no está en su entorno habitual, no pueda lavarse adecuadamente.

Las molestias son mucho más evidentes en personas que practican algún deporte que suponga asentar la zona perineal-vulvar en una superficie dura (ciclismo, equitación, etc…). En cualquier mujer la colocación de tampones suele ser más molesta de lo habitual, y el roce de ropa de mayor rigidez (jeans, pantys…) o el uso de ropa interior muy ajustada (tangas, etc) provocan a medio plazo vulvitis muy molestas.

Por todo ello, sea cual sea la esfera que afecte a una mujer, la cirugía estética de vagina y vulva busca justificadamente mejorar la vida de estas mujeres mediante la normalización de sus partes más íntimas.

La labioplastia, tanto de labios mayores como menores, la vaginoplastia y la hipertrofia mediante colágeno del punto G clitoridiano, así como la corrección de la incontinencia con malla o la corrección de cicatrices anómalas de la zona vulvo-vaginal, todas ellas practicadas UNICAMENTE bajo anestesia local, ayudan de manera muy clara a mejorar la vida de estas sufridas mujeres.

Dr. Miguel Barroeta y Gil
Especialista en Obstetricia y Ginecología y Doctor en Medicina
Cirugía Vaginal Avanzada
Teléfono 678 316 296

¿Qué es la Labioplastia?

La Labioplastia es un tipo de intervención muy precisa, dentro de las cirugías vaginales,  que ayuda a solucionar algunos trastornos que las mujeres experimentan en sus zonas más íntimas.

Actualmente podemos encontrar algunas intervenciones como la vaginoplastia, labioplastia o himenoplastia, todas ellas pueden ayudar considerablemente.

Debes de saber que la cirugía vaginal en general ha evolucionado mucho debido a los últimos avances científicos y ahora es capaz de corregir algunos defectos congénitos, problemas derivados del envejecimiento, así como de múltiples partos, accidentes que se hayan podido producir…

En general, la cirugía estética vaginal puede ayudarte tanto a devolver el tamaño como la simetría que tu zona íntima debería de tener, a conseguir una vida sexual mucho más placentera y sana, así como a corregir algunos defectos íntimos que te estén perjudicando.

En este artículo nos vamos a encargar de comentarte de las principales características de una intervención de labioplastia.

Todo lo que tienes que saber sobre la intervención de labioplastia

¿Qué es?

Es un proceso quirúrgico muy delicado pero poco agresivo en donde se quiere conseguir la reducción de los labios menores situados en la vagina de la mujer. De esta manera, se logra un aspecto estético mucho mejor para que pueda tener toda una serie de beneficios, tanto a nivel emocional como físicos; en resumen, para que su vida sexual pueda ser tal y como desea.

¿En qué consiste la intervención?

La labioplastia en realidad es una cirugía menor en donde los cambios que van a realizarse dependerán en todo momento de la propia paciente. En realidad, las mujeres pueden iniciarse en este tipo de intervención debido a una gran cantidad de motivos:

-Por estar disconformes con el aspecto de sus partes íntimas.

-Por diferentes factores genéticos

-Por no conseguir el aspecto deseado después de haber dado a luz

-Por haberse producido algunos accidentes o lesiones de gravedad

-Por envejecimiento de los órganos reproductores femeninos.

En la gran mayoría de los casos relacionados con labioplastia, lo que se busca es reducir el tamaño de los labios menores o bien variar su aspecto.

Tiempo de intervención

Es un proceso que se realiza bajo anestesia local y se necesitará una hora y media para poder terminar la intervención, aunque este dependerá de los cambios que haya que realizar, siendo la intervención de mayor o menor trabajo, según la naturaleza del problema.

Previamente a la operación, se realizará lo que se conoce como un “cita de evaluación” en la cual la paciente hablará con el doctor para hacerle saber lo que quiere conseguir de la intervención. El facultativo le proporcionará toda la información que necesitas para que pueda comprender el proceso y de qué manera le puede ayudar a conseguir sus objetivos.

Recuperación de la labioplastia

El tiempo de recuperación dependerá del procedimiento quirúrgico. Por lo general, se establecerá un tiempo de recuperación de unas 48 horas, aunque en algunas circunstancias especiales, este tiempo se podría llegar a alargar hasta los dos o tres días. De esta manera, se minimizará el riesgo de que se produzca cualquier infección y así, los tejidos podrán cicatrizar sin sufrir ningún tipo de lesión o esfuerzo.

Algunos riesgos de la labioplastia

Como en cualquier tipo de intervención, la persona que se somete a un procedimiento quirúrgico tiene que tener en cuenta que existen algunos riesgos asociados.

Algunos riesgos derivados de esta intervención son, por ejemplo, complicaciones por producirse un sangrado abundante, por una mala cicatrización, por diferentes infecciones, por la anestesia general.

El doctor no solamente se encargará de comentar los beneficios a la paciente, sino también que le explicará todos los cuidados que debe de tomar, así como los riesgos asociados con el objetivo de que los entienda antes de aceptar la intervención, pero no te asustes, porque es una operación médica bastante sencilla y casi sin riesgos asociados.

El porcentaje de éxito de la operación en nuestro país es muy alto y por desgracia no lo es más por falta de recursos de algunas mujeres que ante la necesidad se ponen en manos de equipos de poca calidad.

Precios intervención labioplastia

Los precios de esta intervención se sitúan entre los 1200 y los 1800€ aunque como sucede en cualquier cosa en la vida, todo depende del profesional en el que confiemos y el trabajo a realizar para conseguir los labios vaginales deseados.

Encontrar a un equipo de médicos que realice la operación a un precio inferior no es recomendable porque nos estamos jugando nuestra salud.

Ahora ya dispones de algo más de información sobre labioplastia, una intervención con cada vez más adeptas en nuestro país.

Himenoplastia

La virginidad femenina se define tradicionalmente como el estado de una mujer que no ha participado en el acto sexual pene-vagina. En algunas culturas arcaicas aún se somete a las mujeres a la prueba de la virginidad. Si el himen se interpreta como “intacto”, entonces la mujer “pasa” la prueba de la virginidad y se cree que no ha mantenido relaciones sexuales pene-vagina. Si el himen se interpreta como “roto” o “desgarrado”, y se encuentran sólo sus restos, entonces se cree que ya ha mantenido relaciones sexuales con un hombre.

El himen es un pliegue delgado de tejido mucoso, ubicado a 1-2 centímetros dentro de la abertura vaginal, que rodea o incluso cubre completamente la abertura. Su color es ligeramente rosado pero también puede ser blancuzco.

Cuando una chica entra en la pubertad y comienza a producir hormonas de estrógeno, puede suceder que el himen aumente de ancho. Hay formas diferentes de himen y aunque es muy raro, una niña puede nacer del todo sin himen. 

La primera vez que una mujer tiene relaciones sexuales pene-vagina, es posible que la penetración del pene en la abertura vaginal, pueda romper parcial o completamente el tejido del himen. Esto puede hacer que la mujer sienta alguna molestia y sangre. Sin embargo, menos de la mitad de las mujeres sangran la primera vez que tienen relaciones sexuales. La virginidad femenina no se puede medir o probar en un examen físico. Es importante destacar, que en realidad hay otras actividades que pueden causar desgarros en el himen. Participar en deportes como el ciclismo, paseos a caballo, o la gimnasia puede causarlo. También hay otras cosas que pueden hacer que el himen se desgarre: la inserción de un tampón, de un espéculo durante un examen ginecológico o la inserción de los dedos, y la masturbación. Por lo tanto, si el himen de una mujer no está “intacto” no puede ser la prueba definitiva de su virginidad. Aunque también puede pasar, que el himen de una mujer que ha tenido relaciones sexuales vaginales, permanezca intacto.

La cirugía himenoplastia, es un procedimiento quirúrgico que reconstruye los restos del himen. En esta operación quirúrgica de los restos del anillo del himen se cosen de nuevo, poniendo un par de puntos de sutura en cada lado de los restos del himen. Los puntos se disuelven y no son detectables. Es un procedimiento muy simple que sólo requiere un anestésico local. El objetivo es que el sangrado ocurra cuando un pene penetra en la vagina.

Si un médico realiza una prueba de la virginidad un mes más tarde de la cirugía (después que se han absorbidos los puntos de sutura) no será capaz de ver que el himen se reconstruyó.

Por último aclarar que la prueba de la virginidad es una violación de los Derechos Universal de los derechos Humanos e incumple su artículo 5: «Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes».

Una prueba de la virginidad forzada es un ataque directo y arbitrario en honor de una mujer y por lo tanto una violación del artículo 12: «Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques ».

Decidir practicarse una cirugía vaginal estética

¿Por qué tomamos decisiones a veces incomprendidas por la gente que nos rodea?

¿Por qué en ocasiones decisiones importantes para nosotros las toman los demás?

Si una vez has sido informada correctamente sobre aquello que te preocupa y te angustia…. ¿por qué otros toman decisiones por ti para solucionar un problema que sólo tú puedes entender en su justa magnitud?

En medicina ocurre, por desgracia muy a menudo, que los médicos y personal sanitario secundario, cuándo existen varias posibilidades de tratamiento de una afección física o psíquica, transfieren al paciente su propia manera de enfocar el problema y, aunque la intención sea buena, en numerosas ocasiones el paciente no soluciona el problema a SU entera satisfacción.

En el caso de la cirugía vaginal estética que nos ocupa, he observado a menudo que muchas mujeres están confundidas y desorientadas cuando han consultado por un problema que para ellas era muy importante. La ayuda que debían encontrar se ha transformado en una crítica, inexplicablemente. Alguien les ha dicho que “no hay para tanto” o que el agrandamiento de los labios, sean mayores o menores, no es tal y que son “completamente normales”. O que la vagina excesivamente ampliada y dada de sí por la causa que fuere “no tiene importancia” porque es una consecuencia natural de ser madre….

También he oído, (aún teniendo la paciente una incontinencia bastante relevante),que la intervención para corregirla falla muchas veces…. , y el colmo:”mejor déjalo hasta que la incontinencia sea más acusada (¿?).

Todo esto sólo demuestra una cosa: las mujeres en muchas ocasiones no deciden por sí mismas. Aquello que les preocupa y las acompleja profundamente es juzgado de forma irrelevante por su entorno familiar y social inmediato e incluso …. ¡ por sus médicos!.

¿ Cómo podemos ser tan obtusos? Nadie tiene derecho a decidir por los demás porque los problemas psicológicos son individuales, y lo que para algunos carece de importancia para otros es la diferencia entre felicidad y depresión.

El principal cometido de un médico es ayudar, no juzgar. Nuestras ideas, moral y opiniones NO son las de nuestras pacientes. Por lo tanto respetemos sus deseos una vez han sido bien informadas y no hagamos juicios de valor como si fuéramos sus guías supremos. Solucionemos lo mejor posible su problema y seguro que entonces nos lo agradecerán.

Dr. Miguel Barroeta.

Necesidad de autoestima en un mundo cambiante

Picture of nude woman body over white background

No es habitual para una mujer de nuestro tiempo pensar en sí misma.

Entre un trabajo que, por la crisis que actualmente nos ahoga, es habitualmente obligado y no satisfactorio para sus aptitudes reales, una familia que a menudo ella sostiene como pilar fundamental cuidando de los más mayores y de los más pequeños, y una necesidad de relacionarse que muchas veces se mediatiza por grupos sociales muy exigentes, realmente no es nada fácil que una mujer sea ella misma hoy en día.

Si añadimos aspectos físicos como la existencia de unos genitales defectuosos, ya sean adquiridos o genéticos, como unos labios vaginales desmesurados, una vagina amplia con problemas provocados por partos mal atendidos (cicatrices anómalas y dolorosas, caída de órganos como la vejiga urinaria o recto, incontinencias de orina, etc.) se entiende perfectamente que mucha mujeres que sufren este tipo de problemas sufran un calvario en su intimidad.

Psicológicamente es muy difícil hacer frente a tal cúmulo de situaciones negativas. Cuantas veces mujeres jóvenes deseosas de relacionarse con grupos de su misma edad se inhiben ante la posibilidad de tener que descubrir los defectos que las angustian. Las situaciones posibles son innumerables: compartir vestuarios de clubs, mantener relaciones sexuales, desinhibirse en playas, piscinas etc, realizar algunos tipos de ejercicio físico como bicicleta, equitación, etc..

¿Qué ocurre cuando una mujer en los pocos ratos libres que se dedica a ella misma debe renunciar a ellos por causas que tienen arreglo? Es fácil que trastornos de índole estética y físicos sean germen de cuadros depresivos que impiden el normal desarrollo de la personalidad de una mujer.

Por todo ello soy un gran defensor de este tipo de cirugía. Simplemente la encuentro imprescindible para evitar males mayores y devolver un status de normalidad a todas estas mujeres que sufren en silencio y que nunca han sido entendidas cuando el temor y la tristeza se han apoderado de ellas por estas causas.

Animo a todas aquellas mujeres que se encuentren en este tipo de circunstancias, a que participen sin complejos de nuestro mundo moderno y cambiante normalizando su físico con la operación de vagina que permite reparar estos problemas, la cirugía vaginal estética, que incluye la labioplastia, la vaginoplastia, la himenoplastia y otras intervenciones específicas de los genitales femeninos.

Seguro que su carácter y determinación experimentará un cambio positivo que les permitirá disfrutar de ellas mismas en aquellos momentos que anteriormente evitaban por temor e incomodidad

Dr. Miguel Barroeta

 

Antes y después de una labioplastia

antes y después de una labioplastia
antes y después de una labioplastia

La labioplastia es un procedimiento quirúrgico que se realiza para reducir el tamaño de los labios menores o- los colgajos de piel a cada lado de la abertura vaginal.

La mayoría de las operaciones de labioplastia se realizan cuando han quedado dañado los labios menores después del parto, o cuando los labios mayores son demasiado grandes y causan dolor o malestar;  pero también cuando los labios se ven afectados por infecciones o enfermedades cancerígenas.

¿Qué inconvenientes pueden causar unos labios menores demasiado grandes?

Cuando los labios menores sobresalen demasiado de los labios mayores pueden afectar a la paciente en diferentes aspectos: Dolor en las relaciones sexuales y complejo o sentimiento de inseguridad ante la pareja.

¿ Cuáles son las  causas de la hipertrofia de los labios menores?

  1. Predisposición genética.
  2. Envejecimiento
  3. Piercing genital.

Es normal que la piel de una mujer tenga pliegues alrededor de su abertura vaginal y, en la mayoría de los casos, esto no debería causar ningún problema.

Algunas mujeres sienten que sus labios vaginales deben lucir de cierta manera, pero es natural que los labios menores varíen ampliamente en apariencia. A veces  los labios vaginales se irritan por el uso de jabones y geles que dañan la piel; en ese caso es el mismo ginecólogo  quien recomendará el uso de pomadas calmantes que humectan la piel de manera apropiada.

Es fundamental que la paciente visite a su  médico de confianza para un evaluación completa y un diagnostico certero.

El especialista le ayudará a sopesar los riesgos y beneficios de una operación de reducción de labios vaginales. Hasta aquí lo hablado se refiere a intervenciones necesarias causadas por enfermedades como lo hemos dicho. Pero hay otras razones por la que muchas mujeres quieren realizarse una labioplastia y es de lo que hablaremos en el siguiente artículo.

 

 

LABIOPLASTIA ESTÉTICA

Algunas mujeres no están satisfechas con la apariencia de sus labios, incluso cuando el profesional de la salud―luego de examinarlas― encuentra que son perfectamente normales y por lo tanto no hay ningún problema de salud.

Si está pensando en pagar por una labioplastia por razones estéticas, sería conveniente  hablar con su médico de cabecera primero. Si su médico de cabecera observa que sus labios son perfectamente normales después de examinarlas, es posible que quiera tener una charla con usted acerca de las razones para hacer la cirugía.

¿TIENE RIESGOS LA CIRUGÍA DE LABIOPLASTIA?

Los riesgos a corto plazo de una labioplastia pueden incluir sangrado, infección y lentitud en la cicatrización de los tejidos. La anestesia total también podría ser un riesgo para la salud. Tenga en cuenta, que cualquier intervención quirúrgica estética, encierra un riesgo.

Hay un riesgo de que las relaciones sexuales sean dolorosas después de la operación. También, debido a que el tejido es rico en terminaciones nerviosas,  puede quedarse con sensibilidad reducida.

Tampoco hay garantía de que obtendrá el resultado que esperaba. Podría ayudar a ver fotos, para ver la forma en que naturalmente varían de mujer a mujer.

Si no se logra el efecto deseado, o si hay complicaciones, siempre hay una posibilidad de abordar otro procedimiento para solucionar este problema.

¿POR QUÉ UNA LABIOPLASTIA NO ESTÁ RECOMENDADA PARA MENORES DE 18 AÑOS?

Una labioplastia no se debe realizar en las niñas menores de 18 años a menos que sea estrictamente necesario.

Esto se debe a que los labios puede seguir creciendo y desarrollarse aún más allá de la pubertad, es decir en la edad adulta temprana.

El riesgo de esta operación a muy tempranas edades, es que pueden causar a largo plazo, la  pérdida de la sensibilidad.

 

¿CUÁL ES EL PROCEDIMIENTO PARA REDUCIR LOS LABIOS VAGINALES?

Primeramente se debe hacer una valoración ginecológica a fondo para descartar enfermedades que contraindiquen la operación de los labios vaginales. Puntualmente si la paciente fuma deberá dejar el cigarrillo aunque sea de manera temporal.

Una labioplastia implica el acortamiento o la remodelación de los labios vaginales, un poco como el acortamiento de los bajos de un vestido. Se realiza generalmente por un ginecólogo o cirujano plástico.

El tejido no deseado se corta con un bisturí o un láser, y el borde suelto se puede  suturar con delgadas puntadas absorbibles.

Se puede llevar a cabo utilizando ya sea, una anestesia general, anestesia local o sedación, y todo el procedimiento dura aproximadamente una a dos horas.

¿Cuál es el tiempo de post operatorio?

La labioplastia lleva una recuperación DE  3 A 5 días y de esta forma evitamos que el edema y el sangrado aumenten más de lo que es esperable. El dolor es leve o moderado y se controla con analgésicos comunes.

¿Cuáles son los cuidados postoperatorios de una labioplastia?

Es aconsejable ponerse hielo la mayor cantidad de veces que se pueda durante los primeros 3 días, (nunca directamente pues puede dañar la herida) sentarse sobre un flotador redondo (de esta manera la vulva no tendrá ninguna presión en ningún momento), los interiores deben ser sueltos y de algodón y usar ropa muy ligeras preferentemente que no contenga fibras sintéticas para evitar alergias. Pueden aplicarse cremas cicatrizantes y  darse baños con agua tibia y sales desinflamantes que ayudarán en el proceso.

Las complicaciones en este procedimiento, son raras (pero no inexistentes). Entre las complicaciones puede producirse, separación de los bordes de la herida que cuando se presenta generalmente es sólo de un tramo y no de toda la herida, sangrado o hematomas, o infección de las heridas.